La familia adopta un nuevo perro, el veterinario lo ve y llama a los policías

Share

Una decisión

Algo que su perro de dos años había hecho la había obligado a mirarlo con ojos nuevos y frescos, y ahora no había nadie que lo viera.

Cuando la verdad finalmente cayó sobre ella, ya era demasiado tarde. Pronto, la policía estaría golpeando su puerta. Su Yun sabía que estaba en un gran problema.

Desprevenida

Credits

Su Yun pensó que sabía en lo que se estaba metiendo. Había investigado, leído las reseñas y se había familiarizado con las razas de perros exóticos. Había hecho todas las compras necesarias: cama para perro, collar, plomo, champú, etiqueta grabada.

Ella pensó que estaban listos para el compromiso. Pero cuando él comenzó a superar su cama, cuello y plomo, ella comenzó a preocuparse. Entonces, sucedió lo inimaginable.

Coordinación

Youtube/Rbik

Todo comenzó inocentemente. Su Yun vivía en la ciudad de Kunming, China, con sus dos hijos pequeños y su esposo. La madre trabajadora sentía la presión de hacer malabares con la vida familiar y un trabajo a tiempo completo, por lo que decidió que ya era hora de unas vacaciones.

Pero lo que Su Yun no sabía era que el destino tenía una sorpresa esperándola.

Destino

Flickr/Dennis Sylvester Hurd

Con las maletas empacadas y listas para su tan esperado viaje asiático, los Yuns se embarcaron en las vacaciones que cambiarían sus vidas. Poco sabían, dos años después, su error estaría en los titulares.

Pocos días después de su llegada, la familia apenas comenzaba a ponerse de vacaciones cuando se encontraron con una camada de cachorros.

¿Destinado a suceder?

Instagram/@trez_and_tydus

La vista de las adorables bolas de pelusa instantáneamente hizo que los niños suplicaran a sus padres. Aunque Su Yun y su esposo habían considerado la adopción de un perro de la familia durante las últimas semanas, no esperaban encontrar lo que estaban buscando aquí, de todos los lugares.

Tal vez estaba destinado a ser, pensó Su mientras sostenía uno contra su pecho. Pero Su no se dio cuenta exactamente de lo que implicaría llevar a uno de estos cachorros a casa.

Little Black

Instagram/@kai_and_kiki

¡El hombre que vendió a los Yuns a su nuevo cachorro había advertido que era un mastín tibetano y que se podía esperar que tuviera dos pies de altura cuando alcanzara su tamaño completo! Los Yuns estaban extasiados con su nuevo miembro de la familia y con humor lo llamaron “Little Black”.

No tenían idea de que este pequeño cachorro en particular se convertiría en un gran problema…

Conociéndose

Dokhyi

La familia sintió que su vínculo con su nuevo cachorro crecía cada día, y pronto llegó el momento de regresar a su hogar en la ciudad de Kunming con su nuevo miembro de la familia. También era hora de tomar una decisión sobre dónde dormiría.

Aunque el clima cálido en la ciudad de Kunming permitió que los perros durmieran afuera, los Yuns decidieron que Little Black sería un perro interno. Little Black estaba más que feliz de estar cerca de su nueva familia. Pero no pasó mucho tiempo antes de que la familia comenzara a notar algo extraño en Little Black.

Cosas peculiares

Guang Niu

Su Yun pensó que era un poco extraño que no importara qué comida para perros hubiera puesto delante de él, él no la comería. Los únicos alimentos que comería con entusiasmo eran fideos y frutas, y Su lo obligó.

Pero, siendo nueva en la propiedad de perros, no le dio mucha importancia y lo atribuyó a que él era quisquilloso. Pero pronto, Little Black la estaba comiendo fuera de casa y en casa.

Insaciable

Instagram/@olek6908

Todos los días, Little Black devoraba una caja entera de frutas mixtas y dos cubos de fideos … ¡y su apetito no mostraba signos de desaceleración! Cuando Little Black tenía un año, Su Yun había gastado una fortuna en su comida.

Y, aparte de su inusual preferencia por los fideos y las frutas, la familia comenzó a notar algunas otras características preocupantes sobre su nuevo perro. Nunca pensaron que podría haber problemas legales en el futuro…

Enorme

Credits

Aunque Su Yun esperaba que Little Black creciera para ser un perro grande, no estaba preparada para lo grande que se estaba volviendo. A los dos años, Little Black ahora tenía tres pies de altura y pesaba unas asombrosas 250 libras, mucho más de lo que incluso el vendedor había anticipado.

Pero, un día, Su Yun vio a Little Black haciendo algo tan perturbador en la cocina que levantó todas las banderas rojas.

Comportamiento perturbador

Instagram/@ragnar

Su Yun entró para ver a Little Black parado sobre sus patas traseras. Su había visto a otros perros ponerse de pie como un humano mientras hacía trucos o suplicaba por comida, pero esto era diferente.

Finalmente llegó el momento de comprender que había algo muy extraño en este perro. Entonces, ella comenzó a asustarse.

Empezando a Asustarse

China Photos

Este cachorro estaba creciendo tan rápido que la familia comenzó a sentirse asustada de su perro. No eran visibles como cachorros ciertas características, como el tamaño de sus dientes.

Little Black ahora estaba constantemente parado sobre sus patas traseras, no le gustaba caminar a cuatro patas. Con su tamaño y sus enormes dientes blancos, se estaba volviendo un poco aterrador estar cerca de él. Pero Su Yun todavía estaba en negación, a pesar de que había leído sobre otros casos de identidad equivocada.

Mudándolo afuera

China Photos

Mientras Su Yun estaba reduciendo sus temores, Little Black había comenzado a hacerse una reputación entre los vecinos. Pasear al enorme perro se había convertido en un espectáculo, y pronto era demasiado grande para dejarlo vivir dentro de la casa.

La familia le construyó una improvisada casa para perros en el patio. Pero, por supuesto, simplemente moverlo afuera no hizo que sus problemas desaparecieran.

No era Normal

China Photos

Ahora que Little Black era un perro que vivía fuera de cas, Su Yun esperaba que comenzara a comportarse como tal. Se podría pensar que él se habría encargado de proteger la casa contra intrusos y ladrar a cualquier cosa que se moviera. Pero nunca lo hizo.

Ahora que Su Yun lo pensó, el único sonido que alguna vez lo escuchó hacer fue un gruñido bajo. Se estaba volviendo muy claro que había cometido un gran error.

Sospechando

Wang He

Y cuanto más crecía Little Black, más grandes se volvían los temores de Su Yun. Algo simplemente no cuadraba. Ella comenzó a investigar el comportamiento normal del mastín tibetano, pero lo que encontró solo aumentó sus temores.

¡Publicó una fotografía de Little Black en línea, y un veterinario en el foro le informó que tendría que llamar a la policía!

Un oso tibetano

¡Little Black era en realidad un enorme oso negro! El veterinario le dijo que tampoco era un oso negro ordinario. Era un oso negro asiático, también conocido como oso tibetano u oso del Himalaya.

¡Estos osos pueden alcanzar una altura de seis pies y pesar 440 libras! Luego, él le contó información que hizo que su corazón cayera.

Obteniendo ayuda

Las leyes en China prohíben tener un oso de cualquier tipo, ¡y es un delito punible con la cárcel! Su Yun estaba en una situación grave. Por mucho que había llegado a amar a Little Black, sabía que no podía retenerlo. ¿Qué pasaría si él se volviera agresivo hacia ella o sus hijos?

Simplemente no valía la pena el riesgo. En su desesperación, pensó que podía hacer algo antes de que las autoridades se involucraran. Su primer curso de acción fue llamar al zoológico local.

Sin opciones

CGTN/YouTube

Desafortunadamente, el zoológico ni siquiera consideraría llevar a Little Black sin la documentación adecuada, y ella no tenía su certificado de nacimiento. Además, habían comprado el oso durante las vacaciones y no tenían forma de contactar al hombre que lo había vendido. Su Yun no tenía recurso.

Atrapada entre la espada y la pared, no tuvo más remedio que llamar a la policía. Poco sabía ella, ya ellos venían por ella.

Llega la Policía

YouTube/Nat Geo WILD

En menos de una hora, la policía había llegado a su casa con expertos en vida silvestre a cuestas. Habían sido avisados por el veterinario que había visto su publicación en un foro de comportamiento animal. Su Yun tenía algunas explicaciones que hacer.

Describió la situación en la que se había metido y cooperó con los oficiales, tratando de darles toda la información que necesitaban para encontrar a Little Black un nuevo hogar seguro. ¿Pero cuáles serían las consecuencias?

Identidad equivocada

CGTV-YouTube

Sorprendentemente, Su Yun no es la única que descubrió que su “perro” no era un perro en absoluto. Un adolescente en Arizona rescató lo que él pensó que era un cachorro. Llamó al cachorro Neo e intentó acomodarlo en una rutina. Pero desde el principio, el cachorro parecía tener dificultades para adaptarse a la vida cotidiana.

¡Fue solo después de un año que alguien señaló que su perro era en realidad un lobo! ¿Pero qué sería Little Black?

Un oso feliz y saludable

CGTV-YouTube

Las autoridades encontraron que Little Black estaba bien alimentado y saludable. Ahora, tendrían que tranquilizarlo para poder transportarlo al centro local de vida silvestre. Cuando llegó, los expertos estaban en el suelo: ¡Su Yun había estado manteniendo un peligroso oso asiático en su patio trasero!

No pasó mucho tiempo antes de que los medios se enteraran del gran error de Su Yun.

Una sensación mediática

Visual China Group

La pregunta más grande a la que todos querían una respuesta era: ¿cómo Su Yun y su familia habían sido ajenos al hecho de que su “cachorro” era en realidad un enorme animal salvaje? No pasó mucho tiempo antes de que National Geographic interviniera y cubriera la historia, causando una protesta pública y convirtiéndose en una sensación viral de la noche a la mañana.

Ahora, con todos los ojos en ella, Su Yun era dolorosamente consciente de que podría enfrentar la cárcel.

Más a menudo de lo que piensas

Con toda la atención de los medios y la indignación pública, sucedió algo sorprendente. La gente comenzó a compartir sus propias historias sobre la adopción de animales domésticos, solo para descubrir un tiempo después que eran un animal completamente diferente.

National Geographic declaró que este no es el único caso y que ocurre con mucha más frecuencia de lo que piensas. ¿Pero Su Yun tendría que pagar por su error?

Cooperando con las autoridades

YouTube/Nat Geo WILD

Afortunadamente para Su Yun, su continua cooperación con las autoridades fue reconocida y desempeñó un papel clave en su decisión sobre su castigo.

Ella reiteró que el incidente fue desafortunado, pero había sido un caso de identidad equivocada. ¡Después de todo, el hombre que le había vendido a Little Black había afirmado que era un mastín tibetano!

Sano y salvo

YouTube/Nat Geo WILD

Su Yun evitó la cárcel, a pesar del estado de especie protegida de los osos asiáticos. Y aunque trasladar a Little Black a un santuario cercano fue la mejor decisión para la familia, y por su propio bien, todavía extrañan a la mascota que conocieron y cuidaron durante dos años.

La buena noticia es que la historia tiene un final feliz: Little Black continuará viviendo sus días en la reserva y está en buenas manos.